domingo, 27 de abril de 2008

Huevos de phyllium



Tras varias semanas de la primera cópula que observé en los insectos hoja, por fin he encontrado huevos en el terrario. Lo más sorprendente es la forma de tenerlos. No lo hacen, como las mantis, en forma de ootecas, ni como otros animales, que protegen los huevos, ni son ovovivíparos... Tienen tan poca preocupación por sus hijos que lanzan, literalmente, sus huevos de color marrón al aire. Los huevos están destinados a caer al suelo y allí desarrollarse. Posteriormente nacerá una cría también marrón con los bordes blancos.

1 comentario:

La DobleM del motor. dijo...

lo hces tan bien que parece que estemos viendo un documental,te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog.